ANTOLOGIA PABLO DE ROKHA PDF

In , he joined Public School Number 3 in the town of Talca. Having been expelled from the seminary gave him the chance to move to Santiago , Chile where he finished the last year of secondary school and enrolled to study Law and Engineering at the University of Chile. However, he soon left the university and dedicated his life to poetry and bohemian Santiago. De Rokha returned to Talca in feeling that he had failed in his goals. Despite criticizing the poetry harshly, he fell in love with their writer and returned to Santiago in search of her. He was not welcomed by the family and became an enemy of his future father-in-law, Don Indalecio, to the point where they challenged each other to a duel.

Author:Zologal Yozragore
Country:Mali
Language:English (Spanish)
Genre:Technology
Published (Last):25 February 2019
Pages:446
PDF File Size:17.62 Mb
ePub File Size:4.28 Mb
ISBN:128-8-80293-409-8
Downloads:28058
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dailmaran



Diriase que viene saliendo de la escuela, seriecita y juguetona, juguetona y seriecita, seriecita y juguetona, dirias,e que viene saliendo de la escuela con el hijo en 10s brazos precoces, pueriles A orillas de 10s campos floridos, apostdicos, su actitud llena de hrboles y agua se define ruidosamente; iquC alegres van 10s zapatitos blancos por el camino real atardeciendo!.

La silueta maravillosa, fina y triste, fina, fina y triste, sus lineas intelectuales, imperial-ideales, dilectas, como de duke y grave pastorcita ingenua que fuese princesa ignorhndolo, ilustran el tema agrario, sacratisimo, cual una flor el frac del heroe; ella adapt6 10s tiltimos refinamientos a las yerbas honorables, burguesas, la eleganch del encaje albo sobre las t h i c a s crepusculares a1 fervor doloroso del grande poema de la agricultura.

Un gigante ritmo sobrenatural preside sus actos e imagenes; asombra lo equilibrado de su espiritu, prdctico y romantico, romantico y practico. Universo, universo, universo, ave-niiia, ilusion m a s ingknua, mas ingenua aun, mss ingknua que las cunas azules cuando el sol clarea 10s pueblos flinebres, rnelanc6licos. Tu que pastoreabas las palomas del lugar por cuatro reales.. Filosofando caminas sobre las tumbas del planeta-WinCtt.

Paz, sonora cancibn nacida de un tajo hecho en la tierra, sin heroes o niiios divinos antes de ayer. Y manas sangre de grbol-arbol con olor a surcos llenos de simiente.

Contigo el panic0 florece y las tristezas dan frutos dulces. E iluminas el camino hacia el hombre distante. Desengaiiada te Crees y tus dias son cusntos para niiios.

He aqui que eres miquina de nieve encendida. Yo conozco, siento que tus rakes chndidas horadaron mi estupor Atardeciendo, cuando el faro1 invernal del crepusrulo alumbra lo melanc6lico. Ejemplo de mujer casada, niiia de octubre y mariposa, mi coraz6n se esta incendiando a tus pies.

El cataclismo universal de tu agonia me tronchara 10s huesos marchitos y sentire que rnorire llamandote. Soy tuyo entero, encadenambe con sollozos y alimenta con besos golosos al animal feroz que elegiste por amo.

Sintesis de la mimica vital y expresi6n de la estktica posible tambien, rie el moton, maquina divina, panica, con jadeos de mujer sexual, alegre, tristemsente alegre. Ciiek a patadas el sol agrio, rotundo del dia, sus nervios crujen, tiemblan, recogen las vagas pupilas todo el azul, todo el azul florid0 mhs all5 de 10s ojos viajeros, las colinas llenas de animales blancos, 10s rios gloriosos como 10s gloriosos mitos, las praderas simulthneas en la retina del ch6fer vagabundo, y se torna canto y c h t i c o dignisimo, eminentisimo, inefable, canci6n de bronce, himno gozoso de yunques y candentes fraguas a1 amanecer.

Limitaci6n sin limites, el gesto, suma de su persona y sus actos, anula su apariencia, borrhndole como a la polea el movimiento y a las balas furiosas la velocidad, y se pierde e n un plano unhnime y absoluto y unhnim e a pesar de la forma eficiente, suya, -agua del agua que tornase a1 mar, agua del agua, agua del agua,- e individualidad a fuerza de moverse eliminada, porque el individuo se sumerge en el infinito del devenir mundial girando con espanto.

Super6 las figuras de antes, habla con Dios, intuye su deber y obra en trhgico, agarrhndose a la nada, fuera del tiempo y fuera del espacio, como un cerebro que fuese luz, soledad, acci6n o phnico elocuente y m6vil.

Elemental, semejante a un profeta o a un sepulcro o a un poeta, rememorando las primeras nociones primeras en la turbia memoria y el parroquial recuerdo delicuescente de 10s peregrinos de la tierra f finebre, anda con seriedad, y cuando afilla se parece a Job..

Prez del ingenio, box, sintoma del instante gravisimo en el cual fluctuamos, e himno a la santidad del cuerpo, pedagogo del esfuerzo, la energia creadora, el pu6etazo inteligente, sintetico y habil, rotundo m b que un dilema y la cabriola espeluznante, livida, livida. T u s discipulos andan recios como 1as montaiias por el camino: sus figuras de hierro iempufian el bast6n imperial de la justicia, el sudor perfuma sus almas rurales; son como estatuas grandes, eminentes tomando el sol en las plazas publicas.

El "crochet" conciso, precis0 y eficaz. ELOGIO DE LAS ROSAS Seiioritas de octubre, menudas, aromAticas, palacios a1 azar construidos por guaguas geniales segun croquis de origen divino, seiioritas de octubre, universos de juguete, monumentos de juguete, cbticos a la tierra escritos en perfume, miniaturas del cielo, jaulas en donde trinan 10s pbjaros grandiosamente locos de la belleza y el ruiseiior muerto de la nada, rosas, ios beso las pequeiias manos!.

Ayer de languidez y fragil pesadumbre inmaterial, pareceis mausoleos de ilusiones palidas, ipalidas! Los dedos ilusos de la luna OS amasaron las entraiias icon fuego side- ral, harina de libres estrellas tristes y rubia, inm6vil ansia de 10s celestes Iagos, y el nids vertical de 10s capullos vuestros recoge 10s asombros de la - 20 - maiiana, las ultimas penas del poniente y el ruido oscum, fabuloso y grande de las profundas noches melanr6licas.

Aureolasteis el escepticismo imperial del siglo XVIII -farmacia e invernadero de abates, reyes y poetas, motivo de galantes picardias galantes pintado por Wateau a la acuarela en la camisa-rosa de Mme.

Pompadour, sobre el calzon marino de Louise Lavalkre, y sueiio de rhampafia edificado a la sombra de un sollozo-: Richelieu, Ninon de Lenclos, la peluca de nieve ilusoria y el t a c h rojo sonrieron a vosotras en Versalles: el lugubre epicure0 Voltaire amabaos como a niiias-niiias, coronasteis las colinas del Renacimiento, egregias, ilustrisimas, y las breves marquesas os prendieron a la liga, asesinandoos entre las psginas de Bocaccio, Rabelais, Petrarca, ,el Aretino, a solas y en secreto.

El coraz6n ingenuo de 10s enamorados, 10s cuentos, las novelas otoiiales de las tibias virgenes desencantadas, el llanto fatal de la viuda con el llanto fatal de la viuda por el llanto fatal de la viuda, 10s candidos, ojerosos Y tristes ensueiios, las confidencias que aescuch6 la almohada de 10s labios floridos, el romanticismo de las colegialas, 10s bems furiosos como brasas quemantes de volcanes ensangrentados, golosos y morosos como 10s n i k s de aguila, el ocas0 y las sepulturas convergen a vuestra invitacion de aves floridas.

Fluis cultuia, ingeniocracia, errada selecci6n a traves de generaciones de generaciones, domini0 del dolor, armonia-melodia, naturalidad, simplicidad, claridad; ascendkis al mAximum la eterna cancion de lo bello en colores, lineas e imagenes; evocais sutiles, ilustres, fragantes cosas: pechos de mujer nueva, convites refinados en donde las burbujas parecen un racimo de un racimo de diamantes, jardines o violines selectos a1 mohoso poniente mirsndo, riqueza, lujo, mohines, risas y amables aventuras de invierno concluidas en la macabra fiesta de cipreses altos del pante6n siniestro e irremediable, sobre el pobre ensombrecido.

AspirBndoos, deshojhdoos, rosas, conozco la inutilidad sublime de la belleza, cumbre de la verdad estetica: 10s surcos maduros de mi frente cantan a la ilusi6n llenos d. El otoiio se fu6 deshojando flores amarillas y pufiados d e lkgrimas.. El sueiio infitil de la vida, como un colosal hongo, gravita chorreando enfermedades y lagunas, tos, moho, sarmkntos u horas dolientes. Y 10s dias deshechos, invertidos y c6ncavos suenan lo mismo que atafides desocupados.

A1 sol le duelen 10s huesos el infeliz est5 resfriado con espanto ; a intervalos lleva el paiiuelo a las narices, iestornuda, y se abre a pas de lo infinito el fabuloso capullo del trueno, 10s charcos piojentos se entretienen copiando la figura del enfermo m5. Los phjaros se caen muertos en las jaulas, el azul dinamismo infantil, la alegria del niiio, vegetal e inminente, simplisisima, juega con sus cadkveres a1 ffitbol, y las secas, lfigubres viejas lamentables deshilan sueiios de quince abriles.

Acurrucadcos fuman 10s tontos y en 10s patios un5nimes del hospicio van emergiendo las callampas. El pfiblico tirita, oblicuos, descowertantes vientos muerden la estfipida ilusi6n orghica, iay! Bajo el alero las golondrinas duermen la enfermedad de vivir que bosteza en las alcobas y 10s chicuelos pobres espantan el frio saltando grotescamente como murcidagos o como ratones entumecidos.

El pais es un alto y ancho paraguas mojado, son turbios c insalubres 10s crepitsculos, la melancolia lloriquea en 10s tejados, gimotea en las mediaguas y las ciudades est6n llenas de hojas, completamente de hojas h a s Habitando solitas 10s oblicuos, polvorosos, nocturnos rinclones -piangular concepci6n de 10s primeros miedos!.

Sin embargo, el coraz6n del hombre, maduro y triste, guarda el aroma del queso rancio y 10s membrillos en agosto y su olor a despensa es confortable y bueno, respetable como un rev6lver. Sentimentales, ffinebres, 10s maridos regresan temprano a1 hogar a encender las tranquilas, familiares lgmparas y hojear peribdicos atrasados y las mariposas vienen a jugar con el coraz6n del fuego y se queman mejor que mujeres.

Humean 10s tejados mon6tonamente llorosos, el paisaje, la naturaleza tienen un gesto simpl6n. Cargamos a la espalda todo el dolor del hombre y adem6s el nuestro y callamos; ique frio, el frio, frio! DIOS Lo fabric6 el humbre, lo fabric6 a su imagen y semejanza, y es una gran congoja y un hombre inmenso que continfia a todos 10s hombres con todos 10s hombres muy hombres hacia lo infinito, un sueiio, todo un suefio o un trihngulo que se diluye en las jestreellas ciaras.

Tragedia de Dios por Dios y la mayor infamia de 10s siglos, la mentira y la patada fenomenal a 10s derechos de la vida. Dios contest6 sonriendo, contest6 Dios en Dios las mas trembendas, las mas obscuras, las mas funestas interrogaciones y la gran pregunta d,e las cosas; pero las mas tremendas. Ennegreci6 y. Dios, por lo unico que te admiro es porque no existes. Dios sois vosotros. Gran ala absurda, Dios se extiende sobre la nada LA d6nde voy? La d6nde TOY?.. El crepiisculo hiede a muerto d i e l ataud del sol, lleno de rosas y terrores, viaja por lo infinite!

Andar a1 tranco, andar, andar, andar, tranquear funesto, ruin, melancolic0 de buey herido, y ver, temblando, el universo ahi, a horcajadas sobre el vacio, cayendose, trastabillando a1 compas de sus cascabeles, amorfo y sin sentido, sin sentido, tembl6n y doloroso, doloroso y tembl6n. Dingmico y dramatic0 querria ser y querria ser dionisiaco equilibrista sobre el arc0 valiente de la tragedia y pastor de ilusiones en 10s cam- pos azules, divinos, distantes de la luna: y.

A la sociedad de la multitud cruzo la via publica, casa de orates y hospicio universal: a las 3 P. Enemistad, nocturna enemistad del hombre, actitud extranjera y ausente de las cosas, turbo ir y venir el de este animal acid0 que habla boqueando, boqueando, boqueando tontamente: estamos solos, -perdad, Cora-.

Las palabras se caen de mis manos y el dolor de mi lengua; voy desapareciendo; y las carcomas hacea nido sobre el traje de angustias que cwbre mis huesos. Nombres, sonidos, nombres y gestos hay aqui, y jcudn extraiios. A1 formular conceptos se rien 10s gusanos en el centro del mundo; a dias liigubres, turbias, siniestras, malas tardes; el hombre, jque es?

El dolor nos retrata como un lago enorme, la dolorosa figura del poeta se hunde en su profundidad, la angustia nos prolonga hasta 10s cielos c6ncavos que duermen a1 fondo del dolor, tal como a1 fondo de 10s lagos el gran azul que ven las criaturas, dolor es sangre de sangre y luz, sufrir es limitar y saber algo.

Hay hojas difuntas sobre 10s craneos inminentes, goteras de muerte podrida en muerte me roen el cerebro gota a gota y desde 10s efimeros planetas caen seres absurdos: sapos de triple dentadina, esqueletos con cola d. Doliente sol de tardme, mis trancos definen y tallan el final de un suefio en la tierra: soy aborto de civilizaciones cansadas y epocas en crisis, recipiente de errores podridos hacia errores podridos contra errores podridos, engendro de miserable clase trashumante y pueblos aun informes; gravitan en mi anhelo todos 10s malos sintomas del atardecer de un siglo y mil fetos de soles embrionarios; condenso el fatal pesimismo de diecinueve centurias de afios idiotas y catrjlicos, neutros, borrachos, locos y una.

Doliente sol de tarde, doliente sol de tarde. Virgilio es simple moneda de cobre y en tales siglos predomina el palido om palido; jviiias, sembrados, huertas, viiias, sembrados, huertas, romerales en flor,.

Desde 10s subterraneos de mi corazbn, a setenta distancias sobre la humanidad, yo maldigo la vida, porque soy malo y bueno, y no soy nada. Juventud sin juventud y llena de precoces canas, lluviosa juventud; dormir sobre la panza pliblica de las prostitutas y enflaquecer pensando entre atados de libros y libros y libros, la enfermedad retbrica, literatura y alcohol, dispepsia, cansancio, aburrimiento y precoz pesimismo banal y literario, miseria, lujuria, congoja, y triste, amarga, "pose" de poeta melanccilico e infame sabiduria: cuando sonrie el alba, venir dando traspies, dando traspies camino del hogar polvmo, o boquear sobre el lecho vinagre y mustio.

He ahi mi cuerpo, yo no soy mi cuerpo, 61 est5 alli botado lo mismo que un mundo botado en lo mismo que un mundo botado, y sobre su apariencia se desenvuelven 10s acontecimientos, las cosas externas de la vida, el devenir de 10s fenbmenos y el porvenir de 10s fencimenos en su realizacibn; "yo soy el mundo"; y sobre mi han caido hacia el Poniznte, pueblo de fuego y alucinaci6n.

Errar cansada, largamente. Crujidos de crujidos de crujidos, roer de ratones que roen ratones y la mecanica osamenta de mi voz; mis cantoos son monstruosos, fabulosos, polvorosw y horribles tallos de flores infames: anemonas que cuajasen fetos y espeluznantes mandragoras horripilantes, aserrando pupilas de asesinos, violetas con oltor a cadaverina, rosas verdes de verdes y repletas de pus, acerbas de pus, inmensas de pus, lirios enfermos de sifilis, jenormes pensamientos que parecen araiias con ojos de hiena o buitre y asqueroso vientre de mujeres malas!.

En septiembre, wando el ptiblico se alegra alegremente de ser ptiblico, declaman 10s zorzales, 10s poetas, 10s camiones y las diucas agrarias, juegan las golondrinas en 10s patios augustos del cielo, como niiios, y 10s sencillos asnos filos6ficos rebuznan saboreando la maravilla de 10s pastos htimedos, florecen 10s rosados durazneros, las piedras y las casas ruinosas, y las montaiias sacratisimas de Chile son columpios que mecen lo infinito y canciones inmensas.

El universo se T, la hoguera lame el vestido azul del cido y el aire hiede a carnes quemadas.. Estos pies de estos pies y estas manos,. Pablo de Rokha Su actitud determina el Cxito del hombre contra la materia: forjaronse sus mlisculos con el dolor y la sangre vendida de siete mil obreros ungniP mes, pblidos.

Pulpos de cobre y hierro, y rosas industriales, monumentos a1 siglo fabricados a maquina en el incendio artificial de las usinas. Cantan el desgarramiento animal del trabajo, la belleza terrible, la belleza temible y el gran himno a la accih, 10s cantos del martillo sobre el yunque sonoro, el progreso, la ciencia, el caminar lbgico, geomCtrico y sonmilitante hacia el porvenir del mundo, y el hambre.

Mon6tonamente desarrollan su monstruosidad crujiendo con crujimiento tremendo. Eres helada y grande-grande-grande como un campanario, la humanidad rueda despedazbndose sobre tus parquets americanos y tu ooraz6n d,e bluff y tabaco ingl6s colma de sangre que colma de sangre la librea de - 32 - tus lacayos y suda esclavitud de exlavitud de esclavitud o amasa con dicterios el hediondo pan del proletariado tronante y la sopa amarga de la multitud que clama sudando.

Coronas de monedas y polillas crepusculares o inviernos a1 especulador en tres minutos, el azar es tu brujula y tu, Bolsa, un gusano capaz de comerle 10s sesos a1 mundo, cuando tu oligarquia lugubre ensangrienta el atardecer. Inconmensurable garito, orientas el comercio, la tragica, vertiginosa marcha-vida de 10s negocios y el destino social, determinas y condicionas la cantidad de hambre y llantos que corxsponde a cada var6n y en ti naufragan 10s transatlanticos encima del pensamiento enorme del oceano, porque caldeas las locomotoras o enciendes la locura comercial y fabulosa de las guerras tremendas y riendo a carcajadas, empuiias la batuta del universo, inmensamente amarga y degenerada en la oscura majestad.

Convergen hacia tus cupulas 10s suspiros radiotelegrhficos de Londrzs, Paris, Dresde, Petrogrado 3 o New-York, aeroplanos, zepelines y globos anidan arrullandose a lo largo de lo largo de tus terrazas y en tus halls confortables, lujosos, claFos, soberbios, srecen plantas de estufa, f6siles. Las viejas y 10s perros orinan dolorosamente la sombra trtigica de los borrachos y tus virgenes ciegas, ioh antro inicud, abortan rascsndose e1 coratbn, abortan en la via pfiblica, en la soledad de la soledad de la via pfiblica, contra la sombra de la via pfiblica y 10s organilleros afillan la masturbacidn azul e igual de sus polkas errantes La granburguesia madura 10s gestos hediondos del vecindario del e r plotado y las tabernas y ahorca a la memoria de Jesfis, a quien no fuC un ladr6n colosal.

Puiiales ambiguos y amores absurdos o cabellos de pobres mujeres, olor a la mierda y olor a tumba, u olor a hambre subterrtinea, hambre de niiios ilotas que piden pan comiendo hambre y haciendo 10s mundos futuros con Ilanto.

Icriadero de sombras; cementerio de almas, criadero de sombras y de mtirtires, iglesia, garita letrina del diablo, sucursal de las casas de orates, 10s hospicios y 10s sepulcros por 10s lechos ticidos del hospital!. A la salidaI del sol trinan tus grandes sirenas por la salida del sol, cantan 10s martillcIS, las ruedas, 10s tornos, las bielas, un sudor vegetal, eminente, animal, di gnifica y sublimiza 10s rostros grandiosos; atardeciendo, paren 10s ocasos angustia, sangre, infamia, errores malditos, dolores oblicuos, capciosos.

Iadinos, tristezas, congojas, penurias; de noche, joh! Tus esclavc3s y tus lacayos nutren la panza oscura del comercio, cngendran muchos 1iijos, aguantan muchas penas muriendose de hambres SOciales o se hacen heroes y lideres. Los carabinieros y el Estado te lamen 10s pechos rotundos, fhbrica. Como a ca! Ylas viejas raidas, las esposas, las hsmbras, 10s macosos, las queridas zaparrast:rosas con sus tarritos tristes junto a las murallas: porotos duros, pancutras viejas..

EGLOGA Fumando su cachimba de atardeceres funebres, arrebujado, totalment e arrebujado en la inmensa manta de humedades y lluvia infitil, ranciones tuberculosas, melanc6licos paisajes subterrheos y la belleza gris de su actitud, el invierno camina por 10s caminos allmentando callampas, pulmonias. Un ruido funeral vasto y sordo como de muchas abejas rubias conmueve y reme,ce las entraiias del mundo; a la tierra le arden las sienes y estk nerviosa de estar nerviosa, lo mismo qw mujer impuber; 10s ovarios mandan y la tierra querria que le despedazasen el capullo de la vagina con hierros ardiendo y besos con fierro de volcanes..

COFRASTRA 56 PDF

Pablo de Rokha. AntologĂ­a: 1916-1953

.

BENJAMIN SOLARI PARRAVICINI EN PDF

Pablo de Rokha

.

FLEXIGRID EXPORT PDF

.

Related Articles