DESCARGAR POLITA VA A LA ESCUELA PDF

La pequea saba comer sin dar vuelta el plato, saba jugar y cantar; y tambin saba saludar diciendo "buenos das" o "buenas tardes", como lo hacen todas las hormigas al toparse con las antenas. Pero como una educacin debe ser completa, la Hormiguita Cantora decidi mandar a su sobrina a la escuela del Duende Meloda. La ta cosi un delantal azul para su sobrina y cort unas cintas rojas que le amarr a las antenas. Y luego le aconsej con dulce voz: Si estudias, si aprendes, muy sabia, sers, y pronto en la clase primera estars.

Author:Tacage Narg
Country:Kuwait
Language:English (Spanish)
Genre:Software
Published (Last):1 January 2019
Pages:204
PDF File Size:9.94 Mb
ePub File Size:6.34 Mb
ISBN:951-4-66705-844-6
Downloads:21301
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dutaxe



La pequea saba comer sin dar vuelta el plato, saba jugar y cantar; y tambin saba saludar diciendo "buenos das" o "buenas tardes", como lo hacen todas las hormigas al toparse con las antenas. La ta cosi un delantal azul para su sobrina y cort unas cintas rojas que le amarr a las antenas. Y luego le aconsej con dulce voz: Si estudias, si aprendes, muy sabia, sers, y pronto en la clase primera estars. Polita se fue muy contenta a la escuela y a todo el que la vea, le contaba: Primera ser!

Al llegar cerca de la laguna del bosque, un Sapo asom la cabeza y le pregunt: Dnde sers primera, Polita? En la escuela, porque aprender magia. Y qu es eso? Es algo que est escrito en los viejos libros de los duendes. Y para qu sirve la magia?

Sirve para poner las cosas al revs y ver los pies de las flores y lo que hay debajo de las6 piedras y todos los tesoros ocultos explic la muy inventora. Qu interesante! Yo tambin quiero aprender magia grit el Sapo dando un salto de felicidad. Y tambin sirve para poner al revs a los tontos agreg Polita echando a caminar con el Sapo de atrs. Cuntame ms pidi el nuevo alumno. No s ms, por eso voy a la escuela contest Polita.

Ms all se encontraron con la Abeja, que escarbaba furiosamente una flor para sacarle polen. Dnde van tan apurados? Vamos a la escuela a aprender magia explic la pequea hormiga, detenindose a la vista de las patitas de la Abeja, que estaban cargadas de dulce polen.

Sirve para transformar la tierra en miel contest Polita, triunfante. Y para poner todo al revs agreg el Sapo, pero Polita lo hizo callar con un empujn. Eso es lo que vamos a aprender ri Polita. T nos puedes regalar ahora mismo el polen y el nctar que has juntado, porque cuando aprendas magia, con slo soplar, la tierra se cambiar en miel. De veras?

De veras contestaron al mismo tiempo Polita y el Sapo. La Abeja ya no dud y, agradecida, regal a la picara hormiga la miel que haba juntado durante la maana. Polita se apresur a comrsela, ensucindose el delantal. El Sapo abri la boca de oreja a oreja por si le convidaba algo; pero Polita engull an ms ligero, pensando con cierta razn que si le daba miel al Sapo, a ella le iba a quedar muy poco. Los tres continuaron viaje. Polita corra, el Sapo saltaba y la Abeja volaba.

Apenas el Duende Meloda divis a sus aplicados alumnos, corri a tocar la campana que anunciaba el comienzo de las clases primaverales. Sin embargo, Polita, cuando se vio cerca de la escuela, empez a quedarse atrs. El gusanillo de8 la mala conciencia empez a morderle la cabecita por dentro. Hacindose la lesa, se escondi detrs de unas flores, mientras restregaba sus patas contra el pegajoso delantal.

La Abeja se adelant con las alas palpitantes de curiosidad, mientras el Sapo, de puro nervioso, daba saltos sin ton ni son. Por qu estn tan movedizos? Cmo no voy a estar nerviosa, si usted va a ensearme a convertir la tierra en miel! Y a poner todas las cosas al revs para descubrir los tesoros ocultos grit el Sapo, atorndose de felicidad.

De qu estn hablando? Estn chiflados? Hablamos de la magia contestaron los dos a coro. Ustedes creen que yo les voy a ensear magia, esa ciencia nefasta que arruin a los duendes y a las hadas? Quin les dijo tal cosa? Dnde est esa hormiga diabla? Este embrollo lo arm ella. Pero Polita haba desaparecido. Para qu decir la cara de sorpresa y disgusto que pusieron la Abeja y el Sapo. Yo abandon mis verdes musgos y mi laguna por aprender magia llorique el sapo.

Y yo perd la miel de toda una maana de trabajo zumb la Abeja, plaideramente. Cmo es eso de la miel? Como Polita dijo que podra convertir la tierra en miel, le regal mi cosecha matinal Polita ser castigada severamente por su escandalosa conducta; pero t, Abeja, ya lo has sido por caer en la tentacin de la pereza.

A m tambin me castig Polita porque me qued sin tesoros se quej el Sapo. Muy desilusionados, Abeja y Sapito regresaron, una a su flor, el otro a su laguna. Cuando la ta Hormiguita Cantora vino a buscar a su sobrina, el Duende Meloda le explic10 todas las maldades que haba hecho la pequea y tambin que no haba aparecido por la escuela. Se pusieron a buscarla por los alrededores y la encontraron durmiendo en el hueco de una hoja, mecida por el aire.

Al ver su negra carita de ngel, la ta cant: Mecida por dulce brisa Polita qued dormida, columpio de verde hoja, cuna en que todo se olvida. Quien hizo tantas maldades, ahora suea tranquila, mecida por dulce brisa, todas las culpas olvida. El Duende y la Hormiguita dudaron en castigarla; pero al tocar el delantal pegajoso de miel, decidieron que haba que poner las cosas al derecho. As, cuando Polita abri los ojos, la ta, tirndola de una antena, se la llev al hormiguero, dicindole: A la ta Abeja pedirs perdn, tambin al Sapito verde corazn.

Has sido burlona, muy11 cruel y engaosa y no probars el dulce de rosas. Lo que ms le doli a la pequea hormiga, no fue el dulce de rosas, sino pedir perdn a la Abeja y al Sapo. Volvi al hormiguero detrs de su ta con la cabeza tan gacha, que ni siquiera vio las flores que le hacan seas a la orilla del camino. Hoy da, Polita, irs a aprender cunto es dos ms uno, cunto es tres ms tres. Y ser sabia, ta? Sabrs muchas cosas, pequea Polita, si pones tus ganas y tu cabecita.

Y tambin pongo mis seis patas, mis dos antenas y mi guatita. Luego de comer un plato de harina tostada con azcar y leche, la pequea hormiga se dirigi alegremente a la escuela.

A su paso, las flores la saludaban y las mariposas le hacan seas con sus alas. Ella se senta muy importante porque iba a aprender los nmeros. Al encontrar a su amigo, el Grillo Vagabundo, no pudo menos que contarle: El Duende me va a ensear una cosa muy sabia. Qu cosa, Polita? Los Nmeros. Son peligrosos, no caben dentro de nuestras pequeas cabezas. Eso lo dices por ignorancia, Grillo.

Adems, t sabes contar. Qu otra cosa haces cuando te pones a cantar en la noche mirando al cielo, sino contar las estrellas con tu cri cri que no termina? Tienes razn, yo s contar y nq me haba dado cuenta.

En ese momento, son la campaa te la escuela del Duende Meloda; Polita, luego de despedirse del asombrado Grillo, corri para no llegar tarde a la clase de nmeros. El Duende estaba contando los segundos en su reloj de arena. No deca no debe llegar atrasada, porque los nmeros son una ciencia exacta y no admiten equivocaciones. Aqu estoy! Buenos das, pequea. Buenos das, Duende contest ella, sentndose en un piso de paja. Has llegado justo a tiempo. Si te atrasas un segundo, no hubiramos podido aprender el nmero Uno y sin el Uno no se puede hacer nada.

Cmo es el Uno, Duende? Poniendo las manos en forma de bocina, llam: El Uno, el Uno, el Uno, que venga para ac, 16 parece un palillo, tan delgadito est. Ji ji, tan delgadito est repiti Polita. El Uno entr saltando en su nica pata, con tan mala suerte que tropez con la mesa echando abajo las semillas y produ ciendo un gran desparramo.

Al ver esto, el Duende se enoj: Mira qu desorden has hecho. Es un mal ejemplo para mi pupila. Puedes decirle que se vaya. Uf, est visto que es su da malo gru el Duende disgustado. A cul vas a llamar ahora?

Toca llamar al Dos. El nmero Dos entr balancendose como un pato o un bailarn, con gran alegra de Polita, que se puso a imitar sus movimientos. El Dos empez a picotear las semillas, separndolas de dos en dos, peico como se tragara algunas, Polita dijo: Parece que tiene hambre. Vaya goloso! Entonces el Duende llam al Tres.

VACHANAMRUT ENGLISH PDF

EvaluaciĆ³n Libro Polita Va A La Escuela

.

EUROTHERM 605 PDF

Literatura

.

Related Articles