EL ADEFESIO ALBERTI PDF

Es el caso de El adefesio. Teatro surrealista: El hombre deshabitado. Como vemos, la etapa tercera y cuarta de su dramaturgia se entrecruzan con respecto al tiempo. En efecto, "Toro en el mar. En el texto n.

Author:Kajirisar Tajind
Country:Chad
Language:English (Spanish)
Genre:Business
Published (Last):19 October 2018
Pages:275
PDF File Size:11.32 Mb
ePub File Size:14.78 Mb
ISBN:633-5-90457-374-4
Downloads:94290
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Akinojind



Obra escrita en durante el exilio poltico de Rafael Alberti, y estrenada en junio de , en el teatro Avenida de Buenos Aires. Esta representacin fue seguida de otros dos estrenos de sendos ttulos fundamentales del teatro contemporneo espaol: La Dama del Alba, de Casona en la que se evoca igualmente el anhelo de la tierra arrebatada y la esperanza de recuperarla y La casa de Bernarda Alba, de Lorca, texto con el que tanto parecido argumental, hasta cierto punto, presenta la obra de Alberti.

Generalmente excepto en el caso de Casona este teatro fue incompleto, en el sentido de que fue falto de representacin escnica. Con la llegada de la democracia a Espaa se representaron piezas teatrales escritas en el exilio y prohibidas durante la dictadura. Es el caso de El adefesio. Los temas del teatro del exilio salvo algunos casos ms individuales de "teatro intelectual" o de temas y elementos "fantsticos" giran en torno a las graves secuelas que ha dejado en los escritores la situacin personal de desarraigo, fruto de la guerra civil y de la instauracin del franquismo en Espaa.

Repblica, guerra y exilio se advierten claramente en la trayectoria del teatro albertiano. Adems, su dramaturgia posee dos caractersticas propias, a mi modo de ver: de una parte existe una potenciacin de los signos paraverbales que realzan la teatralidad luces, colores, sonidos, danzas El "patriarca" de la poesa espaola es eso, ante todo, un poeta, y su teatro, al igual que su prosa, est impregnado de lirismo, de un lirismo prodigioso, bello, popular y profundo.

El teatro de Alberti podra clasificarse, tambin cronolgicamente, en los siguientes apartados: 1. Prehistoria teatral hasta : El enamorado y la muerte romance escnico ; La pjara pinta teatro de marionetas ; Santa Casilda tradicin hagiogrfica, neopopularismo, ecos lricos Teatro surrealista: El hombre deshabitado.

Teatro pico. Teatro de guerra : Fermn Galn; Dos farsas revolucionarias: Bazar de la Providencia, Farsa de los Reyes Magos; Primera y segunda versiones de la Numancia cervantina; Radio Sevilla; Cantata de los hroes y de la fraternidad de los pueblos; De un momento a otro; Noche de guerra en el museo del Prado; Dos piezas cortas: Un tema peligroso, Cantata por la paz y la alegra de los pueblos.

La triloga del exilio : El trbol florido; El adefesio; La Gallarda. Como vemos, la etapa tercera y cuarta de su dramaturgia se entrecruzan con respecto al tiempo. La divisin se apoya en los temas o sentimientos que inspiraron unas u otras obras. Las obras Noche de guerra en el museo del Prado, Un tema peligroso, Cantata por la paz y la alegra de los pueblos, fueron escritas despus de la guerra civil, pero por su temtica y tratamiento se pueden considerar dentro de ese teatro pico, o "teatro de guerra".

Las piezas que integran la "triloga del exilio" reflejan y tratan desde variados puntos de vista el "mito de Espaa", desde la mirada nostlgica y crtica de un exiliado, obligado a abandonar su patria, aplastada su libertad. Detengmonos un poco ms en esta triloga del exilio, para enmarcar y poder comparar El adefesio, obra que trataremos ms detenidamente, con las otras dos piezas.

De hecho el autor subtitula a dos de ellas "tragicomedia" y "drama"; es en apariencia contraproducente que a El adefesio, siendo quiz la ms "trgica" y temticamente la ms fuerte, la denomine "fbula del amor y las viejas" Por otra parte el gnero "fbula" se aplica a historias donde los protagonistas suelen ser animales, lo que no est muy lejos de la mayora de los personajes de la obra, que presentan una clara esperpentizacin animalesca.

El tema de fondo de la triloga es la visin de la imposibilidad del amor a causa de la violencia; los marcos son historias que siempre ofrecen espacios y tiempos reales, y a la vez de carcter mtico. Tambin se puede afirmar que las tres son obras poticas. Las historias respectivas de Aitana, Altea y Gallarda nombres de heronas que son vctimas y a la vez emblemas de una tierra dolorosamente arrebatada, vencida constituyen desde el mito personal recreado un conjunto coherente, progresivamente trgico, del teatro de Alberti.

Las tres piezas tienen muchos puntos de contacto teatral y temticamente no slo con su obra restante, sino con otros dramaturgos que alcanzaron mxima atencin, como Lorca. De hecho es posible sealar ms de una similitud entre la triloga albertiana y la de Federico. Es claro el parecido temtico entre La casa de Bernarda Alba y El adefesio, como en breve veremos. El trbol florido plantea un conflicto que, de algn modo remite al de Bodas de sangre; y La Gallarda es la tragedia de una maternidad imposible, como la de Yerma.

El trbol florido escrita en supone, en la literatura albertiana, la vuelta a un motivo literario que, en cierto modo, nunca le ha abandonado: el enfrentamiento del mar y la tierra, encarnado en unos personajes y en una trama que se proyecta hacia el smbolo y el mito.

Al igual que en otras obras de Alberti, lo ritual juega un papel importante en la confeccin del texto. De hecho, dos ritos abren y cierran la obra, plantean el conflicto y lo desenlazan trgicamente: el primer acto se desarrolla en la mtica noche de San Juan, y el final de la tragedia se inscribe en el marco de un rito festivo, el del toro de fuego. Aitana, hija de Sileno, mujer de tierra adentro, enamora a los hermanos Alcin y Martn, ambos hijos de Umbrosa, la mujer del mar por antonomasia.

Los cinco personajes son portadores de nombres simblicos, y se enfrentan entre s, repartidos en dos planos que a su vez tambin se relacionan: a el plano amoroso genera una rivalidad y oposicin fraterna, ya que los dos pescadores estn enamorados de Aitana y desean escaparse con ella, aun desertando de su condicin de "hombres de mar"; en este caso se producira una victoria de la tierra sobre el mar; b el otro plano est protagonizado por los viejos Umbrosa y Sileno, que se oponen radicalmente a la posible unin tierra-mar en el eventual matrimonio de los jvenes, confabulndose ambos en un plan que abortar la presunta huida y culminar la separacin de Tierra Sileno y Mar Umbrosa , por siempre opuestos.

Toda la obra es una sucesin de engaos, sospechas sobre sospechas y termina en la trgica certidumbre: Aitana morir a manos de su propio padre en el momento cumbre de su exaltacin, como mujer y como vctima de unos enfrentamientos antiguos y brutales, y ciertamente sin fundamento. Este argumento se desarrolla en una isla espacio cerrado, como cerrado ser, llegando al hermetismo, el espacio de El adefesio , y acenta la eterna relacin muy albertiana, por cierto del hombre con la naturaleza: el bosque, el sol, el mar, los cielos Sabemos que a Alberti le sorprendi la guerra civil en Ibiza, precisamente cuando estaba escribiendo esta obra, que perdi y posteriormente volvi a redactar.

La ancdota que se desarrolla en el texto permite una lectura mtico-poltica, lectura que debe extenderse a la totalidad de la "triloga del exilio". La relacin de El trbol florido con la cuarta seccin de Entre el clavel y la espada, libro potico de Alberti coetneo al drama que nos ocupa.

En efecto, "Toro en el mar. Elega sobre un mapa perdido", rene poemas que pueden conectarse con la fbula dramtica. El "toro en el mar" que se pone en relacin con el "mapa perdido" evoca claramente la silueta de la piel de toro del mapa espaol, que est "perdido" porque ha sufrido el dolor de haber sido arrebatado.

Se trata de una metfora de la Espaa de la que se ha separado forzosamente el poeta, despus de haber asistido en carne viva a la tragedia fratricida de todo un pueblo, y que es casi como una isla. En el texto n. Estos versos recuerdan el rito del toro de fuego de El trbol florido. Mitos recreados, lirismo que subraya la accin, brillante escenografa, potenciacin de los signos paraverbales, alegora poltica, denuncia de la intransigencia fratricida, ritual del sacrificio La Gallarda se escribi en y no se edit en Espaa hasta Su ltima representacin, en , tuvo como marco la Exposicin Universal de Sevilla, y fue llevada a cabo bajo la excelente direccin de Miguel Narros.

Dos nombres de gran popularidad y prestigio actuaron en escena: Montserrat Caball y la actriz Ana Beln. Obra escrita ntegramente en verso, lo que la diferencia del resto de las obras dramticas de Alberti. Como l mismo la denomina, se trata de una "tragedia de vaqueros y toros bravos". Gallarda, vaquera nacida y criada entre toros bravos, ante el drama de su esterilidad decide adoptar un novillo, Resplandores, repartiendo su pasin entre su marido y el toro.

Los celos empujan al hombre a enfrentarse trgicamente con el toro, muriendo finalmente entre sus cuernos. Pero los dems vaqueros, con profundos sentimientos de venganza, acorralan a Resplandores, y le obligan a despearse a la vista de Gallarda, mujer-madre-amante.

El novillo acaba siendo si ya no lo era antes delirio y obsesin en la mente de Gallarda, que imaginariamente lo cuida, lo mima, asumiendo su papel de mujer derribada y vencida. Una vez ms, el amor imposibilitado por la violencia. Toda la tragedia es configurada como un rito taurino de nuevo el rito, con sus diferentes fases "suertes", cuyas vctimas propiciatorias son, sucesivamente Manuel el marido, Resplandores el toro, y sobre todo Gallarda.

El argumento de la tragedia se relaciona claramente con el mito de Pasifae, esposa de Minos, que fruto de su pasin por un toro, engendra al Minotauro. Una vez ms, aparecen unidos pasin amorosa y sentimientos de maldicin y venganza. Ms cercana es la fuente popular de la que sin duda Alberti tom la idea de la trama: el romance salmantino "Los mozos de Monlen", refundido precisamente por Lorca. Y el ya citado Entre el clavel y la espada tambin contiene poemas que aluden a motivos de La Gallarda, como es el animal convertido en constelacin estelar la de Taurus y el insinuado amor incestuoso entre la mujer y la fiera.

En esta obra el lirismo alcanza sus mximas cotas potenciado por la eleccin del verso como forma nica del texto de belleza e intensidad expresiva. Tienen importancia los sueos en esta obra, que proporcionan posibilidades de representacin de gran belleza.

Al igual que en las otras dos obras, el final es trgico, y se llega al sacrificio intil y absurdo de la mujer, como vctima de lo que Alberti ve "males inveterados y atvicos en la cultura y en la cultura e historia espaolas": Gallarda muere por el clsico asunto de la honra conyugal, de los celos, del machismo retado y ofendido en su ciega hombra; recordemos que Aitana, la protagonista de la obra anteriormente comentada, muere por otro de esos males: el enfrentamiento entre hermanos, la ancestral lucha cainita.

Veremos en El adefesio como Altea muere por la cerrazn oscurantista en nombre de unos privilegios de clan. Aunque Alberti resalta esos males como casi "congnitos" a la Espaa de siempre, la sombra de la guerra civil, de la situacin de Espaa despus de la misma y de su propio exilio, estn marcando estas tres obras, que a la vez que poseen un atemporal simbolismo de su pas, tienen, como hemos visto y veremos, un evidente significado poltico.

Por ello, la triloga del exilio escrita en un lustro escaso se debe interpretar como una alegora de la Espaa smbolo y espacio referencias en el que coinciden las tres vctimas femeninas y sus entornos desgarrada por brutales enfrentamientos. En el teatro del exilio de Alberti predominan la acusacin, la denuncia, la crtica y la nostalgia de unas tierras y unas gentes que el escritor, desarraigado de su patria, aora y compadece.

Me ha parecido importante enmarcar El adefesio en esta "triloga del exilio". Slo a la luz de lo explicado en lneas anteriores, puede entenderse el fondo, el fin, y la composicin de esta obra, si acaso la ms fuerte y pattica de las tres. EL ADEFESIO Gorgo, vieja autoritaria y repulsiva, a la muerte de su hermano don Dino cacique del pueblo, ha asumido la obligacin de ser el patriarca de un extrao hogar: el constituido por otras dos viejas Uva y Aulaga, la joven y hermosa hija de don Dino, Altea, y la tierna y humana criada Animas.

Altea permanece encerrada en la casa, sin posibilidad de relacin externa; este encierro es una obsesin permanente de Gorgo. Esta, para mantener la autoridad caciquil debe asumir atributos masculinos, y por eso aparece siempre ejerciendo su mandato con las barbas y el bastn de su difunto hermano, haciendo as ms grotesca su figura. Las viejas encerradas manifiestan turbias tendencias erticas, que se manifiestan en conversaciones con el mendigo Bin, nico personaje masculino que entra en la casa.

La misma Gorgo es atrada por el mendigo, a pesar de haberle expulsado de su hogar. La historia central de la obra gira en torno al secreto revelado por don Dino a Gorgo en el lecho de muerte: el nio Cstor hoy ya un atractivo joven, que al nacer fue abandonado en la puerta de la casa de Aulaga, y por tanto confiado a sus cuidados, es en realidad hijo suyo, fruto de sus amores con una moza de sus propias vias.

La tragedia comienza cuando Altea y Cstor comienzan a enamorarse. Gorgo quiere impedir este amor a toda costa, pues aunque los jvenes no lo sepan, se tratara de un incesto en toda regla.

Para impedirlo, somete a Altea a toda suerte de vejaciones, queriendo dominar su voluntad y anular su libertad. Despus de un juicio grotesco, la condenan al encierro.

Altea y Cstor siguen enamorados y, ajenos a la historia del origen real de Cstor, luchan contra ese mundo de imposiciones violentas y de "negras sombras". Cstor entrega una carta para Altea al mendigo Bin. Pero l, dispuesto a venderse al mejor postor, entrega la carta a Gorgo, que entra en una hipcrita desesperacin, acudiendo al cielo y pidiendo luces a su hermano Dino para mantener el honor familiar.

Se procede al encierro definitivo de Altea, y Gorgo, conocedora de los intentos de Cstor de libertar a la pobre muchacha encerrada en la torre, comienza un plan de complicidades y mentiras para erradicar ese amor.

Desde un papel ridculo de vctima, Gorgo comienza su misin "redentora". Todo esto se hace mediante ritos cristolgicos como veremos, con la peculiaridad de que la vctima es ese ser repugnante que es Gorgo pretende ser ella, aunque todos sabemos que la nica vctima es Altea. En medio del rito del lavatorio de pies, Gorgo lanza su definitiva mentira: la llegada de un falso mensajero pagado por Gorgo anuncia que Cstor se ha suicidado.

Altea, desesperada, despus de proferir terribles acusaciones contra las viejas, sube a la torre, y desde lo alto se despea. Gorgo, despus del suicidio de su sobrina, parece que momentneamente se arrepiente de lo que ha ocurrido, pues horrorizada ante tanta maldad propia, es capaz de decir que "la noche del perdn, la cena del amor y la alegra, la troqu torpemente en noche de locura, en festn de horror y de la muerte".

Se intentar alcanzar el perdn, y las tres siniestras sombras velarn el testimonio muerto de su ceguera. Slo queda al final reconocer la verdad innombrable la consanguinidad de los amantes y buscar la expiacin. La obra inicialmente terminaba aqu, pero el autor aadi un apndice en en el que despus de que Cstor llega a buscar a Altea y la encuentra muerta, la lleva exnime en sus brazos y deja su cuerpo delicadamente en el suelo mientras "huye despavorido" ante la presencia de las tres viejas.

Proceden a amortajarla con un mantel, ya que nunca tuvo preparado "vestido de novia", pues "nunca se lo bordamos Disponen su cuerpo entre dos troncos entrelazados, a modo de cruz, con lo que se completa el asunto inicial de los ritos sacrificiales.

Entre los gritos de Cstor que se oyen ininterrumpidamente fuera de la casa llamando a gritos a Altea, las tres viejas brindan el sacrificio. Las risas desgarradas de las tres viejas no pueden impedir las voces lejanas, imposibles de silenciar, del enamorado Cstor. Finalmente, en el discurso final de la obra, se contrastan an ms los personajes rectos, limpios y nobles con los dems, sucios, furiosos y degradados. Gorgo exclama y con sus palabras y la acotacin final, termina la obra: Gorgo.

Tan slo ella y Cstor son dignos de mirarte, Altea.

HINARIO PREM BABA PDF

ALBERTI - El Adefesio

.

DATA ACQUISITION AND PROCESS CONTROL WITH THE M68HC11 MICROCONTROLLER PDF

Rafael Alberti

.

CORNELIA FUNKE INKDEATH PDF

El adefesio

.

Related Articles