RENE DESCARTES MEDITACIONES METAFISICAS PDF

Descartes decide juzgar como absolutamente falsos aquellas ideas de las que se tenga alguna duda, aunque esta sea muy leve. De esa forma establece su criterio de verdad: solo aceptar lo que es inmune a la duda. En otras palabras, la conciencia implica la existencia. Cuando queremos distinguir entre lo verdadero y lo falso usamos el entendimiento y la voluntad. Y dado que podemos pensar en Dios, se sigue que Dios existe.

Author:Dakinos Dounris
Country:Australia
Language:English (Spanish)
Genre:Personal Growth
Published (Last):16 April 2014
Pages:95
PDF File Size:12.9 Mb
ePub File Size:17.14 Mb
ISBN:546-9-84392-983-5
Downloads:89573
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kagagul



Descartes tambin estudiar la naturaleza dual del hombre compuesta por la res cogitans pensamiento y la res extensa cuerpo. En resumen y en palabras del autor, podramos decir que Descartes busca encontrar la verdad de las cosas a travs de la razn. Meditacin primera En esta primera meditacin Descartes se plantea la duda principal y la que conlleva todo el desarrollo posterior.

Descartes vio que afirmar o negar todas las verdades individualmente sera una idea estpida e intil. Sin embargo, se percat de que todos los conocimientos que haba adquirido a lo largo de su vida se basaban en los sentidos. Por eso se plante: puedo fiarme de los sentidos? No, puesto que si he podido comprobar que a veces me han engaado, quin me dice que no lo hacen siempre.

Otra observacin que lo llevo a la duda fue el hecho de que no pudiera distinguir el sueo de la vigilia. Todo esto llev a Descartes a pensar si realmente, este Dios que el tanto quiere demostrar, quiere que vivamos en un mundo de engao y mentira.

Pero esto no es posible, puesto que Dios es bondad suprema y no sera coherente que quisiera que furamos engaados.

As pues, llega a la conclusin de la posibilidad de la existencia de un genio maligno, que mediante trampas nos lleva al error. Meditacin segunda Una vez destruidos todos los conocimientos que haba adquirido durante su vida, busca volverlos a reconstruir mediante un patrn fiable y de mucha ms solidez.

Descartes llega a la conclusin de que si piensa, existe cogito ergo sum y por ende ha encontrado la verdad absoluta y ya ha demostrado la existencia del espritu. Luego el cuerpo no es ms que el medio que usa el alma para interactuar con el mundo material creado por Dios. Meditacin tercera Demuestra la existencia de Dios. Cmo demostramos su existencia? Los humanos son una sustancia, pero una sustancia pensante, una sustancia que desea, si desea es porque le falta algo, si le falta algo es porque hay algo mejor, completo, perfecto.

Cmo sabemos que nosotros no somos seres perfectos? Porque nosotros, aunque captemos las cualidades de los objetos, no sabemos si realmente estas cualidades son las autnticas o si simplemente son aproximaciones nuestras, distintas seguramente a las que realmente son de su naturaleza. An pensando que furamos seres perfectos y autosuficientes, se nos plantea la duda de quin nos cre. El cuerpo evidentemente nace de un parto y lo explica la biologa; lo que nos falta es quin crea el alma res cogitans.

Evidentemente debe venir de un ser superior, Dios; slo l es capaz de unir al cuerpo una alma. Y as queda resuelto el segundo argumento de la existencia de Dios.

An as nos faltara saber cmo adquirimos la idea de la existencia de Dios, no puede percibirse a travs de los sentidos, nos percatamos de que slo Dios mismo nos pudo introducir esa idea de forma natural. Meditacin cuarta Habiendo demostrado la existencia de Dios hemos apreciado tambin que nosotros somos imperfectos, una imperfeccin que se demuestra a la hora de realizar juicios. No podemos saber si algo es cierto o no, pero si Dios es perfecto el engao y el fraude son imperfectos por lo que no podemos proceder de Dios.

Aunque nosotros, a travs de la razn, podemos distinguir entre lo verdadero y lo falso, tambin muchas veces hemos sido inducidos al error. Pues siendo producto de Dios, como somos, cmo es posible que seamos imperfectos?

Cuando queremos distinguir entre lo verdadero y lo falso usamos el entendimiento y la voluntad. El entendimiento nos permite captar nuestro entorno pero no afirma ni niega nada; por lo tanto el error tiene que proceder de la voluntad, al ser ms amplia realiza juicios sobre cosas que no conoce, llevndonos al error. Para no caer en el error debemos usar la razn antes que la voluntad.

Dios nos proporcion la herramienta de la voluntad y nosotros le hemos dado un mal uso. Para realizar buenos juicios debemos ver si la idea viene de Dios y es clara y distinta, pues ser verdadera, y debemos evitar ideas confusas probablemente creadas por un genio maligno.

Meditacin quinta En esta meditacin vuelve a demostrar la existencia de Dios a base de razonamientos matemticos e incluso vuelve a demostrar la esencia de las cosas materiales. Dice que nosotros percibimos la esencia de los objetos, de tal manera que sin haber visto un paralelogramo cuadriltero cualquiera, podemos tener una idea clara de tal figura.

No puede haber luz sin oscuridad de la misma manera que no puede haber la perfeccin y no existir. Meditacin sexta En esta ltima meditacin se une todo lo adquirido en las anteriores para definir el dualismo cartesiano.

Descartes piensa que el hombre a travs de la res extensa cuerpo tiene percepciones y sentimientos. La res cogitans alma piensa, reflexiona, razona, imagina Evidentemente ser tambin tarea del cuerpo toda decisin que afecte al cuerpo. No comemos ni bebemos por voluntad, sino por necesidad; dicho de otra forma, las reacciones emocionales dependen del cuerpo. Segn Descartes, el hombre es la unin de la res cogitans, que concibe las propiedades primarias de los objetos a travs de la razn, y la res extensa, que se encarga de las propiedades sensoriales y emocionales para transmitirlas a la res cogitans.

Luego la pregunta que surge es: podran existir cuerpo y alma por separado? Pero si tenemos en cuenta que ambos son ideas claras y distintas cabe pensar que s es posible. Pero, cmo sabemos que cuerpo y alma son sustancias distintas? Para empezar el cuerpo es un mecanismo muy complejo que est adaptado a ciertas tareas y sin la res cogitans slo es capaz de sobrevivir. Por otro lado el espritu es indivisible, uno y nico.

Si cortas los brazos a un hombre el espritu sigue siendo el mismo. Con esto vemos que cuerpo y alma son dos sustancias distintas unidas para crear al hombre, pero existentes independientemente. Cuerpo y alma experimentan un mutualismo donde el alma se encarga de reflexionar, pensar, y el cuerpo, puro mecanismo, de unir el alma con el mundo.

Su objeto es persuadir sobre lo justo y lo injusto. Segn Scrates, la persuasin de la creencia consiste en hacer creer a la multitud ignorante segn la necesidad del momento. Ser persuadir un bien ms importante que los anteriores?

Gorgias dice que s. Luego le pregunta si el que sabe que es lo justo acta de forma justa y Gorgias lo afirma. Scrates concluye que si un orador es injusto, es porque su maestro no le ense lo que es ser justo, ergo su maestro es el culpable.

Dice que es mala y fea, por dirigirse al placer y no al bien. Tambin explica que es peor cometer injusticias que ser vctima de ellas, pero Polo aprendiz de Gorgias piensa lo contrario. Scrates tambin cree que pagar la pena por haber cometido una injusticia es algo justo y bello. Los polticos justos y moderados son una minora. Deber de hacer mejores ciudadanos no se logra con un mejor servicio pblico, sino que se logra partiendo por uno mismo al desechar la retrica.

Si uno comete actos injustos hay que pedir ser castigados. Scrates le pregunta si la multitud es ms fuerte y poderosa que uno solo. Calicles dice que s. Eso significara que las leyes de la multitud son ms poderosas, por lo tanto, Calicles se contradice.

Polo acepta lo del placer y lo ve como algo bueno. Scrates lo compara al arte culinario. Polo cree que si puede. Polo cree que es peor sufrir injusticias que cometerlas, pero acepta que es ms feo cometerlas ya que es algo ms doloroso provoca ms dao. Como la injusticia De la pobreza nos liberamos con los negocios, de la enfermedad del cuerpo con la medicina. Injusticia es el peor de todos los males. No se puede hablar de la naturaleza como un sujeto explorado. Aquellos que lo han hecho, se han encargado de corromper toda investigacin, fijando como algo razonable la discusin de sus virtudes ms que la investigacin en s.

El mtodo es fcil de explicar y difcil de practicar. La dialctica slo se encarg de fijar nuevos errores, por lo tanto el nico camino que queda es comenzar todo de nuevo, impidiendo el abandono del espritu hacia s mismo. Hay que utilizar la inteligencia como un instrumento para llegar a un fin, que es la obra del conocimiento. Dos cosas que los hombres deben estar informados: 1 Que a pesar del desapego que se requiere de las antiguas tendencias, los antiguos no pierdan su grandeza. No se pretende un derrumbamiento de la filosofa presente, ya que la que se pretende introducir no es aplicable a una infinidad de usos, ya que no est al alcance de la mano, a no ser por sus consecuencias.

Que haya pues, 2 corrientes de ciencia, 2 familias de filosofa, las cuales se presten mutuo socorro, que haya un mtodo para cultivar las ciencias, y otro para crearlas.

El primer mtodo se llamar Anticipacin de la inteligencia, y el otro Interpretacin de la naturaleza. No se sabe nada de la naturaleza que se encuentre fuera de los descubrimientos experimentales. Ignorar la causa, es no poder producir el efecto ciencia 3. Los descubrimientos que poseemos no son ms que casualidades, las ciencias que poseemos no son ms que cierto arreglo de descubrimientos realizados.

En su estado actual, estas no sirven para el progreso de la industria, es ms perjudicial que til. Ni hay ni pueden haber ms de dos vas para la investigacin y descubrimiento de la verdad que nunca se han puesto en prctica: 1 a partir de los principios ms generales juzga y establece las leyes secundarias.

A aquel prematuro y temerario estudio de la naturaleza se le llamar Prenociones de la naturaleza, que deriva de Interpretacin de la naturaleza. En las ciencias, en que slo las opiniones estn en juego, las prenociones y la dialctica son de gran uso, porque es del espritu del que se ha de triunfar y no de la naturaleza. No se compara ni la inteligencia ni el talento, sino que el mtodo.

El entendimiento humano es con respecto a las cosas, como un espejo infiel, que, recibiendo sus rayos, mezcla su propia naturaleza con la de ellos y de suerte los desva y corrompe b Los dolos de la Caverna tienen su fundamento en la naturaleza individual de cada uno; pues todo hombre independientemente de los errores comunes a todo el gnero humano, lleva en s cierta caverna en que la luz de la naturaleza se quiebra y es corrompida, sea a causa de disposiciones naturales particulares de cada uno, sea en virtud de la educacin y del comercio con los otros hombres, sea a consecuencia de las lecturas y de la autoridad de aquellos a quienes cada uno reverencia y admira.

Se consideran los ms peligrosos por su relacin con el lenguaje d Los dolos del Teatro no slo queremos hablar aqu de los sistemas de filosofa universal, sino tambin de los principios y de los axiomas de las diversas ciencias, a los que la tradicin, una fe ciega y la irreflexin, han dado toda la autoridad.

El espritu humano tiende a suponer en las cosas orden y semejanza, pero la naturaleza se compone de excepciones y diferencias. El espritu humano, una vez que ha sido reducido a ciertas ideas, no ceder sus queridos prejuicios, apartando y rechazando las pruebas que lo desmienten. Al mezclar la Luz de las cosas con sus pasiones y voluntad, hace una ciencia a su gusto, finalmente lo que admite el hombre es aquello que desea.

Pero la fuente ms grande de errores y dificultades para el espritu humano, se encuentra en la grosera, la imbecilidad y las aberraciones de los sentidos. Toda verdadera interpretacin de la naturaleza descansa sobre el examen de los hechos y sobre las experiencias preparadas y concluyentes; en ste mtodo, los sentidos juzgan de la experiencia solamente, y de la experiencia de la naturaleza y el objeto por conocer.

Todas las filosofas se reducen a tres clases: la sofstica, la emprica y la supersticiosa. La ltima se considera como La peor de todos los azotes y el ms temible para los sistemas en conjunto o para sus diversas partes. Aqu se habla de La mala autoridad de las filosofas que estn fundadas en nociones vulgares, en reducidos experimentos, o en la supersticin. Tambin hay que hablar de la falsa direccin que de ordinario toma la contemplacin del espritu, sobre todo en la filosofa natural, ya que desde ah se origina la ficcin de los elementos y de su concurso para componer los cuerpos naturales.

AL FAROOQ BY SHIBLI NOMANI URDU PDF

Meditaciones metafísicas: René Descartes

.

KUNDIMAN AT IBA PA PDF

Rene Descartes y su Metafisica

.

Related Articles