TEOLOGIA SISTEMATICA CHAFER PDF

His father, a parson , died from tuberculosis when Lewis was 11 years old, and his mother supported the family by teaching school and keeping boarders in the family home. Here he discovered a talent for music and choir. Reed of Ohio. They were married April 22, and formed a traveling evangelistic music ministry, he singing or preaching and she playing the organ. Their marriage lasted until she died in

Author:Kigacage Mooguzuru
Country:Sao Tome and Principe
Language:English (Spanish)
Genre:Education
Published (Last):24 January 2016
Pages:401
PDF File Size:16.95 Mb
ePub File Size:14.58 Mb
ISBN:477-5-51556-596-6
Downloads:84106
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Moogugis



Guillermo H. Walker Con mucha gratitud para con el sefior de la cosecha, Publicaciones Espafiolas, Inc. En , dijo "La nececidad aumenta por literatura doctrinal. Que mejor obra pudiera ser presentada a la comunidad cristiana que la Teologa ssteroatica.

El hecho de que Don Guillermo poda completar La Teologa era debido en gran medida al trabajo laborioso y fiel de los traductores que Dios levant en respuesta a nuestras fervientes oraciones.

Dios, de una manera singular, mand a Publicaciones Espaolas unos obreros de Espafia y de Guatemala para asistir en la revisin final de los manuscritos, alistndolos para la imprenta. La Teologa, al publicarse in , tuvo una gran acojida, mucho major de la que se esperaba.

La demanda continua para esta comprehensiva Teologa es testimonio suficiente que La Teologa ha venido a llenar un gran vacio en las comunidades cristianas de habla espaola alrededor del mundo. El testimonio siguiente de un ranchero de ganado de Guatemala expresa perfectamente lo que millares han comentado sobre la Teologia: "Es tanta la gratitud que embarga nuestros corazones que no encontramos palabras adecuadas para agradecer al Seor por el fructfero ministerio de cada uno de Uds.

Ha sido una labor monumental y de incalculable bendicon espiritual, la obra que Uds. Lewis Sperry Chafer. Esta obra ha sido un instrumento bendito que Dios ha usado para cambiar la vida de mi familia y la ma; sea el nombre del Selfor glorificado. Una Semana despus de mandar los manuscritos de la Biblia Scofield en portugus a la imprenta, en plena actividad espiritual pas de este mundo a su recompensa en la gloria. Dios le llam a su presencia "ausente del cuerpo, presente con el seor.

Agradezco humildemente las oraciones de muchos durante este perodo difcil. Ahora mi oracin es que Dios derrame grandes bendeciones sobre todos aquellos que han de leer y estudiar esta Teologa sstematica. Entre el rechazo y la ridiculizacin de sta por aquellos que se autodenominan progresistas y la negligencia y la condensacin de sta por los ortodoxos, la Teologa Sistemtica, como influencia potente, se est acercando al punto de extincin. Es un hecho significativo que de ms de dos veintenas de. El nfasis invariable de las Escrituras sobre la doctrina, asunto a que el Nuevo Testamento se refiere ms de veces, y al cual el cristiano debe de prestar atencin l Ti.

No constituye secreto que el ministro promedio no est leyendo Teologa Sistemtica ni tampoco dichos escritos ocupan un lugar prominente en su biblioteca.

Esta condicin hubiese sido extremadamente sorprendente a ministros de dos generaciones atrs - hombres cuya posicin era respetada entonces debido al profundo conocimiento que tenan de las doctrinas de la Biblia y cuyas predicaciones y escritos han ido muy lejos, en el engrandecimiento y edificacin de la Iglesia de Cristo.

La situacin presente no es un momento pasajero. El mismo efecto que tendra para un mdico el desechar sus libros de anatoma y teraputica lo tiene para el predicador el descartar sus libros de Teologa Sistemtica; y ya que la doctrina es la estructura del cuerpo de la verdad revelada, el abandono de sta traer por resultado un mensaje caracterizado por incertidumbre, inexactitudes e inmadurez.

Cul es el campo especfico de conocimiento que distingue la profesin ministerial sino el conocimiento de la Biblia y sus doctrinas? Al predicador le ha sido dada una responsabilidad de extremada importancia. Hombres de otras profesiones son incansables en sus esfuerzos por descubrir las verdades y V perfeccionarse a s mismos en el uso de las fuerzas correspondientes a sus varias vocaciones, aunque esto sea en el limitado campo de las cosas materiales.

El predicador ha sido llamado a trabajar con las cosas de Dios, lo sobrenatural y lo eterno. Su servicio es diferente a todos los otros- diferente en cuanto a metas, diferente en cuanto a fuerzas disponibles, y por necesidad, diferente en cuanto a la preparacin adecuada. La biblioteca de muchos ministros a veces no incluyen ni siquiera un slo trabajo de teologa, pero un mdico seguramente pasear un digno trabajo sobre anatoma. Una manera moderna de pensar es la tendencia a tratar irrespetuosamente todo asunto doctrinal.

Nunca podr encontrarse un sustituto para el conocimiento de la Palabra de Dios. Solamente esa Palabra trata sobre asuntos eternos e infinitos, y solamente ella tiene poder para convertir el alma y producir una vida espiritual que honre a Dios. Hay un contenido espiritual ilimitado aunque latente dentro de la Biblia que contribuye mucho a su carcter sobrenatural. Las capacidades naturales de la mente humana no funcionan en el ramo de las cosas espirituales. El mensaje divino es presentado "no con palabras enseadas por sabidura humana, sino por las que ensea el Espritu acomodando lo espiritual a lo espiritual" 1 Co.

Cuando en la base de la erudicin, se le ha permitido a hombres no regenerados dictar a la Iglesia lo que sta ha de creer, la Iglesia ha descendido de su carcter sobrenatural al nivel de institucin humana, y es correcto decir que no han sido regenerados aquellos hombres que niegan la nica base sobre la cual un alma puede ser salvada.

El adquirir el conocimiento del contenido espiritual de la Biblia es una tarea de toda la vida. Los grandes predicadores que han conmovido los corazones de los hombres con poder divino han estado saturados de las verdades bblicas obtenidas por medio del estudio directo y diario de las Escrituras.

Los datos generales del conocimiento humano pueden ser adquiridos por medios corrientes, pero las verdades espirituales son aprensibles solamente cuando son enseadas al corazn del individuo por el Espritu Santo. Ningn estudiante de las Escrituras debe de estar satisfecho solamente con el resultado de 1os estudios realizados por otros hombres.

El campo es ilimitado y sus tesoros siempre nuevos. Ningn astrnomo limita su atencin a los descubrimientos de otros hombres, sino que siempre est escudriando el espacio por s mismo PROLOGO vii tanto para verificar como para descubrir; y ningn telogo digno estar satisfecho solamente con el resultado de las investigaciones de otros telogos, sino que siempre estar escudri.

Sin embargo, una introduccin adecuada es necesaria y un mtodo de estudio necesita ser establecido si tanto el astrnomo como el telogo esperan continuar progresando con eficiencia creciente. En el caso del telogo, esta responsabilidad de adquirir una introduccin a la Biblia y su verdadero mtodo de estudio, sin duda, descansa sobre un seminario teolgico.

Muchas veces el seminario ha tomado la actitud de que el estudio de la Biblia en espa. La exgesis pertenece al departamento de los idiomas originales y su importancia no puede ser sobreestimada, ni tampoco debe de cesar una vez que el estudiante se grade. Pertenece al ramo de la investigacin exegtica el insistir en el estudio de los aspectos doctrinales, devocionales, histricos, profticos y prcticos de la revelacin divina; pero la exgesis puede, y frecuentemente as es, degenerar en un simple estudio gramatical y filolgico del texto dando muy poca atencin al contenido espiritual de las Escrituras.

Los institutos bblicos pueden ense. Sin importar los ideales mantenidos por muchos seminarios modernos, el predicador ha sido llamado "a predicar la Palabra". A ser "apto para ense. Ya que el obtener el conocimiento de la Palabra de Dios es una tarea de toda la vida, ningn seminario, no importa que tan fiel sea su propsito, puede esperar el hacer ms que el dar al estudiante una introduccin de todo el texto de la Biblia, un mtodo y hbito de estudio con verdaderos ideales y el impartir mpetu para el estudio incansable del mismo Texto Sagrado.

Este debe de ser el punto de enfoque de todo plan de estudio. Estudios de teologa, los idiomas originales, e historia deben de contribuir a este ideal, es a saber: el conocimiento de las Escrituras. Hay problemas sociales y pastorales acerca de los cuales el pastor debe ser instruido, pero stos son secundarios en comparacin con el llamamiento a ministrar la verdad de Dios.

Hay tambin un valor de largo alcance en el conocimiento de la historia de opiniones teolgicas, y la familiarizacin con los argumentos y conclusiones de los grandes hombres de las generaciones pasadas es esencial; pero, en importancia vital, ese conocimiento y familiaridad no son viii PROLOGO comparables con el entendimiento de la Palabra de Dios y la verdadera aplicacin de esa palabra a los hombres de hoy.

De igual manera, el estudio de evidencias es una disciplina importante para el estudiante de teologa, pero las evidencias no envuleven la verdad misma. El qumico que a travs de un da de trabajo en su laboratorio ha comprabado el valor de varios a limen tos sin duda se alegrar al poder participar de alimentos cuando haya concluido su da de labor. As tambin un predicador debe estar percatado del alcance y el rumbo de la filosofa de su da, pero el debe comprender tambin que el nico medio correcto para combatir el error es la declaracin positiva de la verdad de Dios.

Un predicador lleno del Espritu y que imparte la verdad tendr muy poco tiempo o disposicin para dedicarse a la controversia sino que manifestar el mensaje sobrenatural y eficaz de Dios, contra el cual ningn error puede resistirse. Aunque es cierto que la Biblia es la fuente del material que entra dentro de la teologa sistemtica, tambin es verdad que la funcin de la teologa sistemtica es explicar la Biblia. En su estado natural, el oro es frecuentemente pasado por alto por aquellos que no tienen ojos para distinguirlo.

De igual manera los tesoros de la verdad divina son observados solamente por aquellos que han sido entrenados para reconocerlos.

En sus aos de entrenamiento, el estudiante de teologa debe de ser llevado a travs del campo completo de la doctrina para que pueda estar preparado para continuar su investigacin en toda porcin de la Biblia a travs de su ministerio, estando preparado para proseguir inteligentemente en cada fase de la revelacin divina.

Sin esa completa introduccin a la doctrina ningn predicador ser capaz de sostener la verdad en sus proporciones correctas, ni tampoco podra asegurarse que l o su congregacin no caern en los errores de cultos antibblicos, o en la incredulidad modernista. Despus de cubrir de una manera general el campo completo de su profesin, el mdico o el abogado pueden servir al pblico como especialistas en algn aspecto particular de esa profesin; pero el telogo no debe especializarse en ningn departamento de la verdad.

Aquellos que se ocupan en popularizar nuevas doctrinas han causado daos inestimables en la Iglesia, y la nica manera de evitar ese peligro, o la de obtener predicadores que no sean "lanzados de un lado a otro por todo viento de doctrina" es el proveer la disciplina requerida en la teologa sistemtica que incorpora una completa consideracin bajo la direccin de un maestro competente de los aspectos esenciales de cada doctrina y con el reconocimiento apropiado de la relacin de las doctrinas entre s.

El racionalismo siempre ha procurado su admisin dentro de la iglesia cristiana; pero ha encontrado poca simpata PROLOGO ix mientras los seminarios teolgicos han dado un lugar adecuado a la teologa sistemtica aun en su forma esquemtica. Hay un espacio muy reducido entre la ignorancia de la doctrina y el rechazamiento y la ridiculizacin de sta y puede decirse con bastante certeza que no hay rechazamiento de la doctrina verdadera que no est basado en la ignorancia.

Mientras que el seminarista necesita hoy, al igual que ayer, especializarse en la teologa sistemtica, la tendencia, desafortunadamente, es substituir la teologa por la filosofa, la sicologa y la sociologa. Esto puede, hasta cierto punto, explicarse por el hecho de que la doctrina bblica es una revelacin, y los substitutos estn dentro del campo del pensamiento del hombre natural.

En este siglo como en ningn otro, hay un mensaje especfico que predicar a toda criatura, y, mientras que hay lderes que son un don de Dios a la iglesia, la obligacin de testificar descansa sobre todo cristiano de igual manera. Nunca se le da el debido reconocimiento al gran nmero de testigos fieles que cumplen su comisin como maestros de la escuela dominical, obreros en las misiones, obra personal, y como vivos exponentes de la gracia divina.

Este es el evangelismo del Nuevo Testamento diseado por Dios. Las fuerzas latentes para la evangelizacin en una congregacin de creyentes van ms all de todo clculo humano; pero ellos necesitan ser entrenados para esa tarea, y Dios ha ordenado definidamente que ellos sean entrenados.

Cmo podrn ellos realizar ese trabajo con destreza y exactitud aun en su limitada esfera de servicio? Que ese entrenamiento es necesario se indica en Efesios 4: La revelacin aqu indicada no es solamente el hecho de que los santos tienen un servicio de testimonio que realizar, sino tambin el hecho de que ellos han de ser equipados para este servicio por los hombres con dones que Dios ha puesto sobre ellos como sus lderes. La palabra K. La forma verbal de esa palabra se encuentra en otras partes del Nuevo Testamento y con un uso muy significativo De acuerdo con este pasaje Ef.

Aunque esa preparacin envuelve mtodos de trabajos. Pero el pastor y maestro necesita ser entrenado para esa tarea. En las presentes condiciones esa preparacin es puesta en las manos de los profesores en un seminario teolgico. La responsabilidad de ellos es an mayor que la de los otros hombres ya que las cosas celestiales trascienden a las cosas de la tierra. Observe este manantial fluyendo desde su fuente: toda verdad e ideales que el profesor imparte a sus estudiantes al prepararlos, ellos a su vez impartirn ms tarde a grupos numerosos sobre los cuales ejercern cuidado espiritual.

Si una congregacin no est activamente ocupada en ganar almas y en hacer trabajos misioneros, usualmente se debe al hecho de que sus miembros han sido privados de los lderes que Dios puso para ese fin. Si el pastor no tiene pasin por ganar almas ni tiene visin misionera, estar limitado en su habilidad, y ser inexacto en su exposicin de la Palabra de Dios, su falta en estos aspectos de su ministerio pueden trazarse generalmente al hecho de que ha sido desposedo del entrenamiento espiritual y vital dispuesto por Dios.

Por lo tanto, puede decirse nuevamente que la responsabilidad del profesor del seminario no es nada menos que sobrehumana. Si esto es verdad, ningn hombre est capacitado para servir en la facultad de un seminario si no est totalmente consciente de su responsabilidad y, adems de ese entrenamiento avanzado y destreza en la verdad que su posicin demanda, es en s mismo un ejemplo digno del celo misionero, pasin evangelstica, y un incansable ganador de almas.

Qu grandes fuegos de avivamiento comenzaran a arder y qu fuerzas espirituales se descargaran s la iglesia demandase la purificacin y perfeccin de la fuente de la enseanza doctrinal al igual que la digna ilustracin de la vitalidad espiritual y la pasin de ganar almas en la vida y ministerio de aquellos que moldean el carcter de los lderes escogidos por Dios! Este no es un esfuerzo por rebajar la dignidad escolstica.

La nocin prevalente de que la excelencia acadmica y la pasin espiritual no pueden coexistir en una misma persona fue contestada de una vez y por todos al principio de la era cristiana en el caso del Apstol Pablo, sin contar los miles de predicadores del pasado que han obtenido una envidiable erudicin sin restringir sus vidas espirituales o disminuir la pasin por las almas.

La encuesta en relacin con los efectos malignos de una teologa incompleta puede considerarse con un reconocimiento completo que la enseanza de una doctrina superficial en un seminario deja al pastor decisivamente descalificado, y su limitacin se reflejar no tan PROLOGO xi solamente en su vida espiritual sino tambin en la vida espiritual y la actividad de todos aquellos que confan en su ministerio.

La crtica que ha sido incorporada en este prlogo en ninguna manera se relaciona al material incluido en las obras de teologa sistemtica existentes.

La iglesia tiene una deuda inestimable a los grandes telogos por el trabajo que ellos han hecho. Llamamos la atencin solamente a ciertos grandes temas que extraamente no aparecen por lo general en obras de teologa sistemtica. Si se dijera. Ya que, como generalmente es reconocido por telogos, la teologa sistemtica es el coleccionar cientficamente, ordenar, comparar, exhibir, y defender todas las verdades de todas y cada una de las fuentes en relacin a Dios y a sus obras, es obvio que no puede haber ninguna razn vlida para omitir algunas de las doctrinas vitales de esta ciencia.

Los telogos no tienen el permiso de Dios para restringir el campo de la teologa al material que se encuentra dentro del marco de sus respectivas denominaciones, o las ms o menos restringidas enseanzas de los lderes no inspirados que han formulado esas reglas. La revelacin divina en su totalidad, y no solamente porciones de sta que armonizan con los dictados aceptados, reta al estudiante de la doctrina.

BOGATI OTAC SIROMANI OTAC PDF

Teologia Sistematica - Lewis s Chafer Tomo 1 Vol 1

.

DELL OPTIPLEX GX620 PDF

Lewis Sperry Chafer

.

Related Articles